DAY TRADING: ¿Qué es y cómo saber si es para mi?

El atractivo de cómo funciona el Day Trading es innegable:

Ganarse la vida ejecutando operaciones desde la comodidad de su hogar parece mucho más emocionante que la mayoría de los trabajos de 9 a 5.

El problema es que los Day Traders poco rigurosos o sin experiencia, pueden arruinar sus carteras en un abrir y cerrar de ojos.

¿Sigues interesado? Si es así, sigue leyendo para aprender cómo funciona el Day Trading y las formas en que puedes ayudar a minimizar tus riesgos.


¿Qué es el Day Trading?

El Day Trading es la práctica de comprar y vender acciones en un periodo de tiempo corto, normalmente un día.

El objetivo es obtener una pequeña ganancia en cada operación y luego aumentar esas ganancias con el tiempo.

Con el auge de los Brokers Online y de las operaciones baratas, la negociación diaria se convirtió en una forma viable (aunque muy arriesgada) para que los inversores minoristas pudieran convertir unos pocos días de ganancias rápidas en una importante fuente de financiación.

Los Day Traders exitosos lo tratan como un trabajo de tiempo completo, no simplemente cómo una operación apresurada realizada entre reuniones de negocios o en el almuerzo.

En la práctica, sin embargo, a los inversores particulares les resulta difícil ganar dinero a través del Day Trading.

Un estudio realizado en 2010 por Brad Barber de la Universidad de California, Davis, sugiere que sólo el 1% de los Day Traders ganan dinero de manera consistente. El estudio examinó las operaciones durante un período de 14 años, de 1992 a 2006.

Los pocos que ganan dinero dedican sus días consistentemente a la práctica, y se convierte en un trabajo de tiempo completo, no sólo en un intercambio apresurado entre reuniones de negocios o en el almuerzo.

Si quieres convertirte en un Day Trader, te recomendamos (encarecidamente) que primero ganes experiencia primero como trader clásico, antes de dar el salto al Day Trading.


¿Cómo funciona el Day Trading?

La volatilidad es lo que marca sin duda el Day Trading.

Los Day Traders dependen en gran medida de las fluctuaciones de las acciones o del mercado para obtener sus ganancias.

Les gustan las acciones que fluctúan mucho a lo largo del día, sea cual sea la causa:

  • Un informe de beneficios bueno o malo.
  • Noticias positivas o negativas.
  • Simplemente el sentimiento general del mercado.

También les gustan las acciones de alta liquidez, este tipo de acciones les permiten entrar y salir de una posición sin afectar mucho al precio de la acción.

En el Day Trading tanto se puede comprar una acción si se mueve hacia arriba, cómo venderla en corto si se mueve hacia abajo, tratando de beneficiarse de la caída de una acción.

Se puede hacer Day Trading con el mismo título muchas veces en un día, comprándolo una vez y luego vendiéndolo al siguiente, aprovechándose de los sentimientos cambiantes.


¿Por qué es difícil el Day Trading?

Hay dos razones principales que hacen difícil el Day Trading:

  1. Los Traders minoristas compiten contra los profesionales. Los profesionales conocen todos los trucos y las trampas que esconde el complejo mundo del Trading. Tienen una tecnología de Day Trading muy avanzada y cara, con suscripciones de datos y conexiones por fibra óptica con la máxima velocidad del mercado. Están perfectamente equipados para tener éxito, y aún así, a menudo fracasan. Entre estos profesionales se encuentran los Traders de alta frecuencia, que buscan descremar los centimos o fracciones de centavos (el beneficio del operador diario) de cada operación. El Trading es muy concurrido, y a los profesionales les encanta que inversores sin experiencia se unan a la contienda. Eso les ayuda a ganar dinero.
  2. Los inversores particulares son propensos a sesgos psicológicos que dificultan el comercio diario. Un Day Trader sin experiencia tienda a vender demasiado pronto cuando hay beneficios y a retener a las perdidas demasiado tiempo, lo que algunos llaman “recoger las flores y regar las malas hierbas”. Eso es fácil de hacer cuando se obtiene una inyección de adrenalina para cerrar un negocio rentable. Los Traders que se involucran en la aversión a las pérdidas, son miopes, lo que los hace temerosos de comprar cuando una acción disminuye porque temen que pueda caer aún más.

También es importante destacar:

Si te conviertes en un Day Trader exitoso, tendrás que pagar impuestos sobre estas ganancias netas a corto plazo al igual que pasaría con cualquier inversión a largo o medio plazo.

Sin embargo, puedes compensar las ganancias con pérdidas.


¿Cómo empiezo a operar en Day Trading?

El primer paso es preguntarte a ti mismo:

¿De verdad estoy hecho para esto, estoy realmente preparado para ser un Day Trader?

El Day Trading requiere y nos obliga a mantener el foco de una manera intensiva y no es para los débiles de corazón. Si eres una persona que te dispersas con facilidad, olvídate del Day Trading.

Tampoco es una disciplina o estrategia de inversión para las que persona que van a arriesgar sus ahorros de jubilación, hay otras opciones de inversión mucho más interesantes para tí, si es tu caso.

Un buen consejo o TIP: Considera la posibilidad de abrirte una cuenta de práctica con un Broker de confinaza antes de comprometerse a invertir dinero real en el día a día. Te recomendamos este probar Broker de total confianza y muy bajas comisiones:

 

Los altos costes en las transacciones de los Brokers pueden erosionar significativamente las ganancias de las operaciones exitosas y es por eso que elegir el Broker adecuado es al principal tarea antes de empezar a invertir.


Entender cómo funciona el Day Trading es una cosa, pero dominarlo y sacarle rendimiento, es otra muy diferente.

Por suerte contamos conla opción de probar (virtualmente y sin riesgo) algunas de las posibles estrategias de negociación que se usan en el Day Trading con un simulador virtual del mercado de valores. Por probar sin coste alguno, no pasa nada. A lo mejor el Day Trading se adapta perfectamente a tu habilidades y fortalezas.

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.