Asset Allocation – ¿Cómo elegir los activos en los que invertir?

En el mundo del mercado y de las inversiones, se conoce como Asset Allocation  a la asignación de activos, pero dentro del sector económico ¿a qué se le conoce como asignación de activos?

Este término tan sofisticado y elegante es una referencia que hacen los inversionistas para dividir el dinero en varias categorías de inversión: acciones, bonos, bienes raíces, efectivo y derivados.  

Vamos a conocer a detalle todo lo referente a la asignación de activos (Asset Allocation).


✅ Asignación de Activos – Asset Allocation

La asignación de activos permite unir y combinar cada una de las inversiones y ejercer una influencia bastante importante sobre:

  • El retorno de la inversión.
  • El riesgo de la inversión.

Una de las cosas que hay que dejar plasmada, es que cada clase de activo tiene diferentes niveles de rendimiento y riesgo ¿qué quiere decir esto?  Que cada uno se comportará de manera diferente con respecto al tiempo.

Por ejemplo, se da el caso que una categoría de activos aumenta de valor, otra puede disminuir o tener un aumento muy lento.

Los especialistas usan esta especie de receta para calcular los rendimientos mediocres.  Para la mayoría de los inversionistas, esto funciona como la mejor protección contra una pérdida importante en caso de que las cosas salgan mal en una clase o subclase de inversión.

La mayoría de los profesionales que hacen vida en el sector financiero, coinciden en que la asignación de activos es uno de las decisiones más importantes que realizan los inversores.

La selección de acciones o bonos, es secundaria a la forma en que asigna sus activos a acciones de alto y bajo riesgo, a bonos a corto y largo plazo, y al efectivo.

“No existe una fórmula que garantice el éxito ni que permita la asignación de activos para cada individuo”.


✅ 5 aspectos importantes a manejar para la selección del Asset Allocation

Al tener claro el concepto del Asset Allocation, puedes determinar cuánto dinero podrías ganar, así como también la probabilidad de ganarlo.


✍ 1.      Conocer la relación riesgo vs retorno

“La relación riesgo vs retorno es el tema central dentro de la asignación de activos“.

Es muy sencillo para la mayoría de los inversores. Es muy fácil decir que deseamos el mayor rendimiento posible, pero hoy sabemos que elegir los activos con el mayor potencial (acciones y derivados) no es la solución.

La grande depresión de 1929,  las posteriores caídas económicas de los años 1981-1987 y la reciente crisis financiera mundial durante 2007-2009, son un preciso ejemplo de que, invertir en acciones con el mayor rendimiento potencial, no es el plan de acción más prudente.

Muchos economistas hablan de una gran verdad:

“En el sector financiero, cada año tu rentabilidad será superada por otro inversor, fondo mutuo, plan de pensiones, entre otros.”

La capacidad de calcular la relación riesgo-retorno es lo que diferencia a los inversores codiciosos y hambrientos de rentabilidad, de los inversores que son realmente exitosos.

Lo recomendable es que los inversores con mayor tolerancia al riesgo, deben asignar más dinero a las acciones, pero en caso de que no puedan seguir invirtiendo a través de las fluctuaciones a corto plazo de un mercado más reducido, debe reducir su exposición a las acciones.


✍ 2.      Uso de software y hojas de planificación

Como en todos los sectores, la inversión en tecnología es vital para un buen resultado.

Por ello, se recomienda usar el software de planificación financiera y las hojas de encuestas diseñadas por asesores financieros y empresas de inversión, pero no por eso debes depender exclusivamente de ellos.

La REGLA GENERAL que se usa en estos casos es la siguiente:

Se emplea una proporción donde a una persona se le asigna una acción y luego se le resta su edad a 100.

Por ejemplo: Si tienes 35 años, debe poner el 65% de tu dinero en acciones y el 35% restante en bonos, bienes raíces y efectivo.

Este cálculo es la medida estándar que se suele emplear cuando el inversor es un novato.

Una de las grandes fallas que tienen las hojas de cálculos, es que muchas veces olvidan si eres padre o madre, jubilado o cónyuge.

Otras veces, estas hojas de trabajo se basan en un conjunto de preguntas muy banales, que no capturan tus objetivos financieros.


✍ 3.      Determina cuáles son tus objetivos

Todos tenemos objetivos, pero hay casos donde no sabemos plantearlos bien o no lo tenemos del todo claro; ya sea que aspires construir un fondo de jubilación, ser dueño de un yate o de una casa de vacaciones, pagar la educación de tu hijo o simplemente ahorrar para un auto nuevo, debes considerarlo en tu plan de asignación de activos.


✍ 4.      El tiempo es tu mejor aliado

El Departamento de Trabajo de EEUU manifiesta que, por cada 10 años que retrasas el ahorro para la jubilación, o alguna otra meta a largo plazo, debes ahorrar hasta tres veces más cada mes para ponerte al día.

Aprovechar el tiempo permite la capitalización y el valor temporal del dinero, también permite poner más de tu cartera en inversiones de mayor riesgo / rendimiento, es decir, acciones.


✍ 5.      Después de evaluar lo suficiente ¡Solo hazlo!

Una vez hayas evaluado la combinación correcta de acciones, bonos y otras inversiones, es hora de implementarla.

Muy importante que no te olvides de clasificar qué tipo de acciones posees: capitalización pequeña, mediana o grande.


✅ ¿Cómo elegir los activos en los que invertir?

Ten presente los siguientes Tips a la hora de invertir en cualquier sector.


✍ 1.      Examina tus objetivos y ten presente tus necesidades.

"Tomate el tiempo para pensar en qué invertir tus activos".

Conocer e investigar el mercado, tus necesidades y objetivos, así como también el riesgo de ese mercado, es un buen comienzo.


✍ 2.      Ten claro el tiempo que puedes invertir

Debe tener claro lo pronto que necesitas recuperar tu dinero. Una regla básica que debes conocer es que los plazos varían para los diferentes objetivos y afectarán el tipo de riesgos que puedes asumir.

Un claro ejemplo de esto sería:

  • Si estás ahorrando para el depósito de una vivienda y esperas comprar en un par de años, las inversiones, como acciones o fondos, no serán adecuadas porque su valor aumenta o disminuye según la tasa de inflación.
  • Por otro lado, si estás ahorrando para tu pensión dentro de 25 años, puedes ignorar las caídas a corto plazo en el valor de tus inversiones y centrarte en el largo plazo. A largo plazo, las inversiones que no sean cuentas de ahorro en efectivo,  tienden a brindarle una mejor oportunidad de vencer la inflación y alcanzar tu objetivo final que sería la pensión.

✍ 3.      ¡La Diversificación!

Cuando cualquier persona se inicia en el mundo de los negocios, debe conocer una regla básica:

“Para mejorar tus posibilidades de obtener un mejor rendimiento, tienes que aceptar más riesgos.”

Poco a poco, puedes administrar y mejorar el equilibrio entre riesgo y rendimiento al repartir tu dinero en diferentes tipos de inversión y sectores, cuyos precios no necesariamente se mueven en la misma dirección; esto se llama DIVERSIFICACIÓN. .


✍ 4.      ¿Qué tan práctico quieres ser?

Si deseas ser práctico y disfrutar de tomar decisiones de inversión, puedes considerar comprar acciones individuales, pero asegúrate primero de comprender los riesgos.

Si no tienes el tiempo o la inclinación para ser práctico, o si solo tienes una pequeña cantidad de dinero para invertir, entonces una opción popular son los fondos de inversión y las sociedades de inversión de capital abierto.


✍ 5.      ¿Qué tipo de inversiones debes evitar?

Si no conoces de lleno el mercado, evita los productos de alto riesgo a menos que comprendas completamente tus riesgos específicos y estés feliz de asumirlos.

También debes considerar solo productos de mayor riesgo una vez que hayas acumulado dinero en inversiones de bajo y mediano riesgo.

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.