La cartera permanente de Harry Browne

La cartera permanente de Harry Browne (Harry Browne’s Permanent Portfolio), es una teoría de inversión llevada a cabo por el analista y político estadounidense Harry Browne (1933-2006), donde hace referencia a una estrategia financiera que él llamó “Cartera Permanente”.

A partir de esta cartera permanente, pudo identificar los 4 tipos de condiciones económicas que pueden aplicarse durante un período de inversión determinado, las clases de activos apropiadas que pueden dar muchos beneficios al alza de estas condiciones y también como medida de protección cuando dejan de prevalecer.

En palabras del propio Harry Browne:

“Debido a que usted necesita su dinero para cuidarlo por el resto de su vida, configure una cartera simple, equilibrada y diversificada. A esto le llamo una “cartera permanente”, porque una vez que la configura, nunca necesita reorganizar la combinación de inversiones, incluso si su perspectiva cambia en el futuro”.

A continuación, te revelaremos detalles importantes sobre La cartera permanente de Harry Browne.


✅ ¿A qué se le conoce como CARTERA PERMANENTE y cuál es su concepto?

Lo primero que se debe conocer es que la cartera permanente hace referencia a un portafolio de inversiones que fue diseñada con el fin de funcionar bien en cualquier escenario económico.

Esta teoría fue diseñada en la década de los años 80, cuando se empezó a sentir la crisis financiera a nivel global.

“El principio de la teoría se basa en la asignación equitativa de acciones, bonos, oro y efectivo o letras del Tesoro”.

La cartera permanente de Harry Browne se presenta como un portafolio seguro y rentable, que se puede emplear ante cualquier clima económico.

Se utiliza una variación de indexación eficiente del mercado, Browne manifestó que una cartera dividida en partes iguales entre acciones de crecimiento, metales preciosos, bonos del gobierno y letras del Tesoro, sería una mezcla de inversión ideal para los inversores que buscan seguridad y crecimiento.

Esta combinación que presenta en la cartera permanente es rentable, porque las acciones de crecimiento prosperarían en mercados expansivos, metales preciosos en mercados inflacionarios, bonos en recesiones y letras del Tesoro en depresiones.

Como prueba de todo esto está el Fondo de Cartera Permanente, que tiene una combinación de activos similares a su cartera teórica de 1982.

En 40 años (1976-2016) una cartera permanente creada de forma hipotética habría generado un rendimiento anual de 8.65%, para un rendimiento total de 2.600%. Una cartera más estándar de 60/40 habría generado un rendimiento anual de 10.13%, para un rendimiento total de 5.050%.

La cartera permanente hipotética presentó varias ventajas, entre las cuales podemos destacar:

  • La cartera 60/40 tuvo una desviación estándar de 9.6, en comparación con 7.2 para la cartera permanente.
  • Durante la crisis del mercado del año 1987, la cartera 60/40 habría disminuido en valor 13.4%, mientras que la cartera permanente habría disminuido solo 4.5%.
  • La cartera permanente habría generado rendimientos más bajos a largo plazo, pero habría sido un viaje más suave y, por lo tanto, mucho más seguro. Eso hace que la cartera permanente sea una opción atractiva para los inversores reacios al riesgo.

✅ Construcción de la cartera permanente de Browne

La fórmula propuesta por Browne fue la siguiente:

  • 25% en acciones de los Estados Unidos, para proporcionar un fuerte retorno en tiempos de prosperidad.
  • 25% en bonos del Tesoro de EE. UU. a largo plazo, que funcionan bien en épocas de prosperidad y en épocas de crisis (pero que funcionan mal durante otros ciclos económicos).
  • 25% en efectivo para cubrirse contra períodos de “escasez de dinero” o recesión. En este caso, “efectivo” significa letras del Tesoro de los Estados Unidos a corto plazo.
  • 25% en metales preciosos (oro) para brindar protección durante los períodos de inflación. Browne recomienda monedas de oro en lingotes.

La recomendación de Browne es reequilibrar la cartera una vez al año para mantener los pesos objetivo del 25%. Otros autores llaman a esta teoría como “estilo pasivo de inversión”.


✅ Composición de la cartera permanente de Browne

La cartera permanente presentada por Browne se compone por:

  • Prosperidad.
  • Inflación.
  • Deflación.
  • Recesión.

Partiendo de estos aspectos, se deben fusionar 4 clases de activos con el fin de proporcionar un medio para obtener ganancias durante cada uno de estos 4 estados económicos, sin tener que pronosticar o predecir su llegada o una duración incierta.

Estos son los cuatros activos que se fusionan dentro de la cartera permanente:

  1. Acciones: Se emplean para obtener ganancias durante los períodos de prosperidad general y también para disminuir  la inflación.
  2. Oro: El oro se usa para obtener ganancias durante períodos de mala inflación. Durante los episodios inflacionarios, los lingotes de oro brindan protección contra la caída de la moneda y otros problemas potenciales.
  3. Bonos a largo plazo: La función de los bonos a largo plazo sirven para obtener ganancias durante períodos de tasas de interés decrecientes; y especialmente durante una deflación. Los bonos también se pueden emplear razonablemente bien durante la prosperidad.
  4. Efectivo: Como ha pasado en el pasado, en época de recesión, ninguna clase de activo en particular va a funcionar bien. El efectivo en un fondo del mercado monetario del Tesoro ofrece estabilidad cuando las clases de activos de cartera caen en precio. También protege el poder adquisitivo durante una deflación.

✅ ¿Será que la cartera permanente puede servir?

Como ya se he explicado, la cartera permanente se viene empleando desde hace más de 30 años, tiene evidencia y soporte empírico que respalda el enfoque de una cartera simple y diversificada. Sin embargo, hay dos puntos que hacen temer a diversos inversionistas.

  • El uso del oro en la estrategia: Mantener una mercancía o algún bien, también sirve como moneda, esta es la variante que han llevado varios inversionistas.
  • También hay otra vertiente, un inversor también podría ajustar la asignación entre oro y acciones.

Con respecto a este punto, en la teoría de la cartera de Harry Browne, estos cambios en la asignación general de la cartera se implementarían a través de una cartera variable que podría contener cualquier clase de activo o estrategia con capital que el inversor pueda permitirse perder.

La palabra “Permanente”, fue utilizada por Harry Browne para crear un contraste con lo que él llamó una cartera “Variable”: dinero que podría permitirse perder por especulación. “Permanente” se refiere a la asignación fija. El segundo punto se reduce a la disposición de los inversores a perseverar a largo plazo.

Deja un comentario

error: Este contenido está protegido. Propiedad intelectual de Puedes Mejorar Corporation.